fides

Desde FIDES ABOGADOS, despacho integrante de la Red Nacional de Abogados en Oviedo, queremos ofreceros unas pinceladas sobre el que es ya un nuevo frente abierto contra los bancos: la devolución de los gastos de formalización de hipotecas.

Como es bien sabido, la STS 705/2015 del 23 de diciembre de 2015 declaraba la nulidad de la cláusula de “gastos del préstamo hipotecario” inserta en las escrituras del BBVA, señalando que “resulta llamativa la extensión de la cláusula, que pretende atribuir al consumidor todos los costes derivados de la concertación del contrato, supliendo y en ocasiones contraviniendo, normas legales con previsiones diferentes al respecto”.

El fallo añade quequien tiene el interés principal en la documentación e inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es, sin duda, el prestamista …”.

Se trata de estipulaciones que ocasionan al cliente consumidor un desequilibrio relevante, que no hubiera aceptado razonablemente en el marco de una negociación individualizada.

 

La sentencia del Supremo ha sido seguida por otras de primera instancia, como la de un juzgado de Granollers (Barcelona) y otra del Juzgado nº 11 de Oviedo; también se han pronunciado instancias superiores como las Audiencias Provinciales de Zaragoza y de Pontevedra.

 

No vamos a incidir aquí en los requisitos y procedimiento de reclamación de todos estos gastos impuestos por las clausulas ahora declaradas abusivas, tema abordado profusamente en los distintos medios de comunicación en los últimos meses. Señalar únicamente que los gastos repercutidos en las clausulas comentadas y, por tanto, reclamables son los de Notaría, Registro de la Propiedad, Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Gastos de Gestoría y Tasación del Inmueble (cuando éstos han sido impuestos por el banco)

Si consideramos, sin embargo, importante señalar que tenemos ante nosotros un largo camino con muchas luces y sombras puesto que nos hallamos ante un debate apenas abierto con muchas y muy importantes cuestiones todavía por dilucidar.

 

Es previsible que las entidades bancarias no se avengan a devolver las cantidades reclamadas extrajudicialmente por lo que será necesario acudir a la vía judicial. Lo que habrá de solicitarse en la demanda que se plantee ante el Juzgado, será la nulidad de la cláusula por abusiva, y la restitución de los gastos abonados como consecuencia de dicho pacto, gastos que deberán de ir perfectamente justificados con sus correspondientes facturas. El tipo de procedimiento hará necesaria la intervención de Abogado y Procurador.

 

Desde la Red Nacional de Abogados, y pese a las dificultades que pueda entrañar el proceso, animamos a todos los afectados por estas prácticas abusivas de los bancos a buscar el asesoramiento legal de un profesional y luchar por lo que no es más que el reconocimiento de un derecho

CategorySin categoría
logo_footer